En Alcalá pueden reconocerse diferentes soluciones basadas en la naturaleza, como puede ser desde el adoquinado del aparcamiento de la Junta Municipal del Distrito IV en el que se emplea un entramado relleno de tierra que, evitando el asfalto, sigue permitiendo la percolación del agua. O también podemos encontrar el muro verde que tapiza parte de nuestra Muralla, o la reserva de espacios en la ciudad para favorecer el crecimiento de especies propias de nuestra región.

Sin embargo, el proyecto elegido para participar como experiencia piloto en el proyecto Nature4Cities es la creación de un bosque comestible en la Isla del Colegio.

En su concepción se apostó por la recreación de una estructura natural que a medio-largo plazo ofreciese los beneficios asociados sin la necesidad de intervención humana pues se fundamenta en el autor regeneración. La estructura es la de un bosque atendiendo diferentes esferas y estratos asociados, esto es, desde plantas a arbustos o árboles de diferentes tamaños, así como considerar además de la flora, a la fauna, todo ello presente en un bosque natural.

Concretamente, los estratos que permitirán la creación de este bosque comestible como una comunidad autoabastecida, son, en líneas generales, los siguientes:

  1. Estrato árboles altos. Frutas y árboles de nueces (manzana, pera, ciruela, castaña, etc.) y árboles fijadores de nitrógeno.
  2. Estrato árboles bajos. Frutales y nueces, árboles enanos y/o naturalmente pequeños (nectarina, almendra, melocotón) y/o de floración y árboles fijadores de nitrógeno (cornejo, fresno, etc.)
  3. Estrato arbustivo. Flores y arbustos frutales (arándanos, rosa, grosella, etc.)
  4. Estrato herbáceo. Plantas leñosas perennes (flores, hierbas de cocina y plantas de suelo)
  5. Estrato de cobertura del suelo. Cultivo de plantas bajas que ofrecen comida o hábitat, y que empujan a su manera en los bordes y espacios vacíos entre las plantas (fresas, capuchina, trébol, tomillo, etc.)
  6. Estrato de viña. Plantas que suben por los troncos y ramas de los árboles (uvas, lúpulo, pasiflora, madreselva, calabaza, pepinos, melones, etc.)
  7. Estrato de raíz. Raíces poco profundas de alimentos (ajo, cebolla, rábano, zanahoria, etc.)

El proyecto se plantea para la recuperación de la Isla del Colegio, muy degradada por la acción del hombre, fundamentalmente por la agricultura intensiva, que ha reducido hasta la práctica desaparición, el bosque de galería asociado al río Henares.

Con el Bosque Comestible se busca acometer es la reinterpretación de la recuperación de esta isla agrícola con soluciones basadas en la naturaleza, toda vez que parte de la Isla continuaba siendo agrícola dedicada al cultivo de cereal. El resto de la isla ha sido en parte acondicionada como parque multifuncional con paseos accesibles y zonas ajardinadas, quedando la mitad de esta segunda sección de Isla, en barbecho. Parte de dicho barbecho ha sido dedicado a los huertos urbanos, quedando una zona entre los huertos, el parque y el río cuya funcionalidad se plantea desde la propia necesidad de conservación del bosque de galería del rio Henares.

Considerando que el río Henares cuenta con una franja protegida de 100m a cada lado incluidos en la Red Natura 2000, se realizará una separación natural de la zona de actuación de ese espacio específicamente destinado al bosque asociado al río. La adecuación de este especio interfaz entre el parque y el río, dotándole de una estructura natural, en el que se plantearán caminos y sendas para paseo y disfrute por la ciudadanía, permitirá satisfacer su interés de ocio al aire libre entre sombras y en espacios verdes, evitando presiones y pisoteos en la rivera del río Henares que dificulten la auto regeneración que se está produciendo en los últimos años.

A partir de dicha delimitación, se incorporarán plantas, árboles frutales, arbustos, enredaderas, plantas perennes y anuales, que se basa en la creación de una comunidad con alta sostenibilidad y bajo mantenimiento, imitándose la dinámica sucesional de un bosque con la planificación del mismo en distintos estratos, que a su vez recrearán diferentes tipos de hábitats.

Un bosque comestible es un huerto forestal cuidadosamente diseñado para obtener alimento manteniendo los beneficios de un sistema natural. El alimento obtenido no es sólo para seres humanos, sino aquellos animales que encuentren en este bosque su refugio, podrán alimentarse igualmente y participar en la dispersión de las semillas o la polinización del propio bosque.

El éxito en la iniciativa implicará un escaso mantenimiento posterior, toda vez que la comunidad vegetal creada seguirá viva un año tras otro, sin la necesidad de nuevas siembras, dado que la propia comunidad producirá semillas que serán implantadas de forma natural en el entorno.

No obstante, complementando la implantación del bosque comestible y de los huertos urbanos también presentes en la zona, así como vinculando los objetivos con la propia recuperación del bosque de galería del río Henares, se ponen en marcha proyectos como la implantación de colmenas de abejas polinizadoras que contribuyan tanto a la polinización y diseminación en ambos proyectos previos como al propio incremento de la biodiversidad.

Finalmente, cabe destacar la participación social en la creación del bosque comestible pues es gracias a la participación de cientos de voluntarios, a través del Plan de Voluntariado Ambiental y la responsabilidad social corporativa de diferentes empresas de la ciudad, que el bosque va ampliándose poco a poco.

Galería

Calidad de la información

Traducir »